Girl Power

Es cierto que las mujeres estamos atravesando un momento crucial en la historia. El feminismo se ha apoderado de todos los discursos sociales y nos ha empoderado – a unas más que a otras – hasta límites insospechados.

Puede que debamos dar las gracias a Internet y al alcance mediático de todas las pequeñas revoluciones que se han ido gestando en el mundo del arte, la moda, la política y la cultura a lo largo de estos años porque nos guste o no, el feminismo está de moda. Es así.

El feminismo es tendencia. Para bien y para mal.

Sobra decir que cualquier tema atractivo y de actualidad que además perdure en el tiempo, tiene todas las papeletas de convertirse en un movimiento real dispuesto a asentarse y quedarse en las vidas de miles de personas.

Para que me entendáis, no quiero comparar algo tan importante como el feminismo con la moda del running o la comida sana, pero hay ciertos paralelismos en ambos casos. Me explico: a lo largo de estos últimos 5 años se ha extendido tanto el concepto healthy lifestyle que, como era de esperar, millones de personas han adoptado esos hábitos y los han incluido permanentemente en su forma de vida.

Las tendencias muchas veces terminan por moldear nuestros decisiones, nuestras ideas y nuestros valores. Yo misma he cambiado muchas cosas en mi día a día gracias a estos “temas-tendencia”. Han conseguido que abriera los ojos más rápido y estimularan mi curiosidad para descubrir nuevas formas de vivir mi vida y sentirme mejor conmigo misma.

Aunque eso nunca ha sido así con el feminismo, al menos no al 100%. Yo siempre he sido feminista, desde que nací. Eso es algo que se sabe.

De todas formas, debo admitir que nunca he sentido la necesidad de reivindicarlo, ya que mis actos siempre han ido en concordancia con mis valores de igualdad de género, autosuficiencia y empoderamiento. Pero sobre todo, porque siempre he sido una mujer muy individualista. Probablemente ese fuera mi error. Siempre he pensado en mí misma como mujer y no tanto en lo que significa ser mujer desde un prisma global. Por lo tanto, que el feminismo esté reivindicándose ahora más que nunca me parece algo positivo. Muy positivo, de hecho, ya que por desgracia aún existen personas que no apoyan la igualdad de género o que directamente tienen una gran venda en los ojos y no quieren ver lo que ocurre en el mundo.

Yo me he convertido en una mujer mucho más empática y abierta a los problemas que nos acatan como colectivo desde que el feminismo se ha convertido en la revolución de estos últimos años. Ahora estoy mucho más concienciada con absolutamente todo lo que nos concierne.

Sabemos de sobra que lo ideal sería que el feminismo nos uniera a todas en un mismo pensamiento y no nos separara, como a veces ocurre… incluso dentro de este movimiento surgen ideas contrarias y diferentes que nos alejan las unas de las otras.

Por eso hoy quiero hacer honor a todas las mujeres que admiro, que me inspiran y aportan, además de algunos movimientos feministas que han despertado algo en mí…

 

Jessie Andrews

 

Cuando me preguntan quién es la persona que más me inspira y en la que siempre me fijo, irremediablemente pienso en Jessie Andrews. La descubrí gracias a la revista Vice allá por el 2012 cuando estaba empezando en la industria del cine porno y acababa de lanzar su firma de joyas Bagatiba. Aún no sé porqué me llamó tanto la atención aquella chica con cara de bebé, cuerpo de teenager y un estilo súper fresco y natural. Poco a poco empecé a interesarme mucho por ella y su carrera dentro del mundo de la moda: hacía campañas para American Apparel, diseñaba joyas, hacía shootings con los fotógrafos más cool del momento y, encima, grababa mixtapes de deep house y funk. No cambió jamás su estética aniñada en pos del porno y eso me fascinaba. Hacía lo que le daba la gana, subía lo que quería en sus redes sociales sin avergonzarse de su faceta de actriz para adultos y supo encauzar su camino hacia lo que realmente quería: convertirse en una empresaria de éxito y un icono para la generación millenial (sobre todo en el plano underground).

A día de hoy es fundadora de diversas marcas súper exitosas, entre las que se encuentra su firma de joyas Bagatiba, la firma de bikinis Basic Swim y Jeu Illimité, una marca de ropa con estilo francés. Además participa en varios proyectos relacionados con el feminismo, como por ejemplo el recién inaugurado portal Few Athletics, en el que ella y su amiga Michelle Maturo tratan temas relacionados con la mujer, la moda, la salud, la cultura… Jessie es una chica polifacética y por eso la admiro tanto, porque me siento identificada con ella.

Me encanta su estilo, su determinación y el mensaje que promueve. Nunca ha dejado que nada ni nadie; ni su pasado, ni sus decisiones, ni las críticas frenaran su camino a la hora de conseguir sus objetivos. Un ejemplo de mujer trabajadora, autosuficiente, creativa y cool a rabiar. I <3 Jessie.

Os dejo AQUÍ un enlace a un artículo de FORBES en el que podréis conocer un poco mejor su trayectoria.

 

Dita Von Teese

 

No creo que necesite presentaciones para nadie, pero por si acaso se os ha olvidado quién es esta mujer tan espectacular, espero que diciendo Reina del Burlesque se os refresque la memoria. Dita es arte en estado puro; es una performance en sí misma. No he visto a ninguna mujer tan comprometida con su estética, su look y su discurso. Los que la seguí sabréis que jamás veréis a Dita enfundada en unos jeans y camiseta blanca caminando por la calle sin maquillaje y el pelo despeinado.

Y ahora seguro que estaréis pensando “qué contradicción pasar de una chica tan natural como Jessie a alguien tan producido como Dita”, pero en eso reside la gracia. Ambas son mujeres que se mantienen fieles a su esencia y han sabido explotar lo mejor de sí mismas, haciendo lo que les gusta sin prestar atención a las críticas o prejuicios de los demás. A Dita le gusta que la llamen stripper, porque en el fondo, eso es lo que hace: desnudarse para los demás. Eso sí, con una clase y una elegancia que ya quisiéramos muchos.

Es un mujerón, una bomba de relojería, además de un icono de estilo y una gran empresaria: posee una línea de fragancias, ha publicado varios libros, tiene su propia colección de lencería y acaba de sacar un disco junto a Sébastien Tellier. Ahí es nada.

La admiro enormemente por cómo ha sabido llevar su carrera sin caer en el estereotipo de “mujer-objeto” (recordemos que Dita también hizo cine porno hace años) y se ha convertido en la musa favorita del público homosexual y el público femenino. Sus shows, según palabras de la propia Dita, cuenta con un 90% de mujeres que van a disfrutar de su actuación y, el resto son hombres homosexuales y algún hetero repartido por el público. En serio os lo digo, ¡Viva Dita!

Podéis escuchar su nuevo album AQUÍ

 

Kim Kardashian

Lo sé, lo sé. Sé que muchos os reiréis, pero a mis ojos, esta mujer es un epítome del Girl Power.

Ella y su madre, Kris Jenner, por supuesto.

Jefazas donde las haya, perdonadme que os diga. Lo que estas mujeres no hayan conseguido, no lo ha conseguido nadie. Tienen el imperio más grande del mundo del entretenimiento y han sabido explotar, perdón, explotar no es la palabra… EXPRIMIR HASTA LA ÚLTIMA GOTA, todos sus recursos hasta el infinito y más allá.

Sin duda, las Kardashian hacen lo que quieren y van más allá del mensaje frívolo y superficial que promueven con su reality show y estilo de vida.

Se trata de mujeres súper-empoderadas que deciden cuándo, cómo y dónde. Por no mencionar la influencia que han tenido a la hora de abrir miras frente a los cánones de belleza establecidos: el 90-60-90, la androginia, la tendencia heroin chic… ellas han impuesto sus curvas y, de momento, nadie las ha podido bajar del trono. Chapeau!

 

Ernesto Artillo y su proyecto-protesta “La mujer que llevo fuera”

 

Muchos de vosotros sabréis que adoro el collage. Ernesto Artillo era uno de mis referentes en esta técnica artística y, después de años haciendo un precioso trabajo como especialista en collages, ha pegado el bombazo gracias a su nuevo proyecto “La mujer que llevo dentro”.

Se trata de una colección de 28 trajes-protesta presentados a modo de “lookbook social”. Con esta idea pretende tirar abajo la idea machista que ha perseguido siempre al traje clásico de pantalón y chaqueta.

“La sociedad puede llegar a ser tan machista con el lenguaje, que tenemos más interiorizado el concepto de ‘la mujer que puede llevar dentro -escondida- un hombre’, que la mujer que todos deberíamos llevar fuera”, cuenta Ernesto.

Estoy segura de que habréis visto a varios de vuestros actores y artistas favoritos retratados con los trajes de Ernesto Artillo, tanto en revistas como en la alfombra roja de los Premios Feroz.

Este traje, intervenido por el propio artista, se ha convertido en un icono del feminismo en nuestro país y en una manera creativa e impactante de reivindicar los derechos y libertades de la mujer.

Podéis leer más sobre este proyecto AQUÍ 

 

Isa Calderón

Es hiper explícita, hiper irónica, hiper crítica e inteligente. Isa es mi gran descubrimiento. No sé cómo llegué a ella y a su canal de Reviews Fuertecitas. ¡Ah si! Tras ver un vídeo publicado en La Vanguardia metiéndole una vacilada importante a Pérez-Reverte. Hace casi 1 año de eso.

Desde el minuto 1 me enganchó. Me enamoré de ella perdidamente.

Posiblemente sea una de las mujeres feministas con más haters en nuestro país, aunque a ella todo le resbala, o eso dice. Isa es la típica mujer fuerte y llena de carisma, que siempre tiene la frase perfecta para meterte un buen chute de realismo y energía en el cuerpo. Es esa mujer que a todas nos encantaría tener como mejor amiga: inteligente, culta, divertida, franca, rotunda, tajante y bastante resabiada y redicha, pero es que a mi las mujeres resabiadas y redichas me encantan.

A pesar de todas las críticas, está triunfando como la Coca-Cola con su nuevo show “Deforme Semanal” que conduce junto a Lucia Lijtmaer en el Teatro Arlequín de Gran Vía. Un late-night “auto-gestionado” como dicen ellas, en el que analizan la actualidad desde el punto de vista feminista y en clave de humor, por supuesto.

Hoy mismo estarán en Madrid con Cristina Fallarás como invitada especial en el show. Aunque por su sofá ya han pasado personajes como Moderna de Pueblo, Leticia Dolera, Soy Una Pringada o mi amadísimo y divinísimo Marc Giró.

Para todos los que no estéis en Madrid para verla en directo, podéis ver el programa gracias al streaming de Diario Público.

Pinchando AQUÍ

Podría seguir hablando de tantas y tantas mujeres que me inspiran y que tiene algo que ofrecer al mundo y a este movimiento, que no acabaría jamás de escribir. Hoy os he hablado de algunos de los casos que más tengo presentes y que, bajo mi punto de vista, han logrado que cambiase algo dentro de mí. Por supuesto se trata de mujeres mediáticas, que están al alcance de los ojos de cualquiera que quiera verlas, pero me gustaría acabar el post de hoy haciendo mención especial a mi madre María Elena. Un ser maravilloso, lleno de fuerza y luz que siempre ha sido mi inspiración más grande para convertirme en una mujer fuerte, decidida y segura de si misma. Ella es el espejo en el que siempre deseo mirarme. Mi madre es una roca, un pilar indestructible. ¡La admiro!

Me gustaría que compartierais conmigo quiénes son vuestros referentes femeninos y porqué. Ya sea en los comentarios, a través de Instagram o como queráis!

Espero que os haya gustado leerme en el post de hoy y nos vemos muy pronto!

Que tengáis un buen fin de semana 🙂

No Comments

Post A Comment

On Instagram

@claudiaalbons