Diamonds by Nicolás

_O4A7613 r

 

Recuerdo cuando mi madre me llevaba de pequeña a la joyería de Nicolás, situada en el corazón de Palma. Ya fuera para echar una ojeada a las maravillosas piezas que había en su tienda, como para rediseñar sortijas y pendientes antiguos heredados de mi abuela. Son recuerdos que tengo de infancia, memorias que forman parte de mi niñez creciendo en la isla. Por ejemplo, mis primeros pendientes de perlas me los compraron mis padres en Nicolás Joyeros cuando cumplí 13 años y acababa de hacerme los agujeros en la orejas (sí, crecí sin pendientes y sin agujeros) y se convirtieron en mi complemento favorito durante toda mi adolescencia. Ahora, casi 15 años después, vuelvo a adentrarme en el universo del joyero más conocido de Palma gracias a la presentación que tuvo lugar hace un par de semanas de su colección “Compromiso Nicolás”. Me hizo una ilusión tremenda acudir a este evento – uno de los más bonitos y bien organizados a los que he asistido en la isla – ya que trajo de nuevo la nostalgia de volver a estar frente a algo conocido que llevaba tiempo sin ver.